Cómo superar barreras para usar el DNI electrónico

isigma está en primera línea de fuego en proyectos de firma electrónica. Esto nos da la oportunidad de conocer los motivos que hacen que el DNI electrónico, a pesar de su extendida difusión, siga sin utilizarse. En esta entrada quiero identificar y proponer soluciones para superar las 7 barreras con las que el mercado nos  ha dicho que está topando.

No disponer de lector de tarjetas

El primer problema con el que topa un usuario medio cuando se le ofrece la posibilidad de utilizar su flamante DNI es ver que su ordenador no dispone del lector de tarjeta correspondiente. Desgraciadamente este no es un periférico corriente en los ordenadores, como pueda serlo un lector de DVD o incluso de tarjetas SD.

La buena noticia es que es muy fácil adquirir uno a un precio muy razonable en cualquier tienda de informática, o directamente en la web de algún fabricante como C3PO. Además, desde la administración se han desplegado diversas campañas de distribución gratuita.

Desconocimiento del PIN

Superada la primera barrera, el usuario ya es capaz de introducir su DNI electrónico en un periférico cuando necesita hacerlo. El problema se produce cuando la aplicación  le solicita el PIN. Cuando se le entregó el DNI electrónico, no se le ofreció ningún uso práctico, por lo que se despreocupó del PIN entregado pensando que no sería útil.

La solución en este caso es dirigirse a una comisaría de policía y desboquear el DNI con nuestra huella digital, que hace la misma función que el PUK de los móviles. En el siguiente video se explica el proceso correctamente.

Impotencia ante las trabas tecnológicas

En general, los ciudadanos que se animan a utilizar el DNI electrónico, suelen desesperarse ante la dificultad para lograr que funcione. Al final, se encuentran ante la disyuntiva de tener que decidir entre un proceso tormentoso que conocen (colas y papeleo) y otro que no conocen (drivers y reinicios). Ya sabemos que en esta situación lo “malo conocido” suele vencer a “lo bueno por conocer”.

Nosotros recomendamos atravesar el proceso de dificultades técnicas, puesto que solo se producirá la primera vez, mientras que las colas se darán de forma recurrente.

Catálogo de trámites escaso

Si bien esto es clarísimo en el sector privado, el sector público, especialmente a raíz del impulso provocado por la Ley 11/2007, si se ha preocupado de ofrecer trámites completamente digitales a los ciudadanos. Sin embargo las relaciones de los ciudadanos con las administraciones suelen ser esporádicas, por lo que normalmente el esfuerzo necesario para configurar y aprender a utilizar el DNI electrónico no compensa al de desplazarse y hacer la cola pertinente.

Algunos de los trámites que destacan en el sector público son:

  • Consulta de la vida laboral
  • Consulta de puntos de carné de conducir
  • Declaración de la renta
  • Pago de impuestos
  • Búsqueda de empleo
  • Presentación de desempleo

En el sector privado, pocos usos prácticos ofrecen las empresas más alla de la autenticación en los portales de “Home Banking”. Esperamos que con nuestras aplicaciones las empresas empiecen a ofrecer la firma electrónica de facturas, contratos y autorizaciones a sus clientes con DNI electrónico.

Sensación de ser controlados

Incluso con todas las trabas tecnológicas superadas, hay un recelo general a utilizar el DNI electrónico, porque mucha gente cree que es una herramienta de la administración para controlarnos. Son sin duda secuelas del concepto de Gran Hermano, ideado por George Orwell.

En este sentido, debemos confiar en las funciones de la Agencia de Protección de Datos personales, que debe velar por nuestra privacidad.

De burocracia física a burocracia digital

Otra de las opiniones que nos dejan los usuarios de DNI electrónico, es que la aplicación práctica de los trámites digitales no sirve para abandonar el círculo vicioso de la reconocida burocracia española. En general, se percibe que el proceso digital está tan lleno de trabas como el proceso físico. La solicitud redundante de datos es un caso muy habitual.

Aquí solo nos queda recomendar a las entidades que despliegan las aplicaciones, que no pierdan de vista el objetivo final de todo esto: hacer la tramitación más eficiente. En cuanto a nosotros, debemos ser pacientes. Siempre es mejor un trámite digital ineficiente, que uno que además nos obligue a realizar diversos desplazamientos y colas.

Aplicaciones basadas en Active X que solo funcionan con Internet Explorer

Algunos usuarios más avanzados, han reclamado también que al implementar los sistemas, se tenga en cuenta el funcionamiento con otros navegadores. Las comunidades de usuarios que navegan habitualmente con Mozilla Firefox, o incluso con Google Chrome, está lo bastante desarrollada como para que los sistemas funcionen en cualquier navegador.

Cuando un usuario habitual de Firefox trata de hacer un trámite con su DNIe y no le funciona, no suele probar con Internet Explorer. Simplemente asume que no funciona y si no está muy interesado, no buscará alternativas.

Falta de incentivo comercial

La tramitación digital es un mecanismo claro para el ahorro de costes. A pesar de ello, en el sector privado no se ha apostado por ofrecer incentivos comerciales como descuentos o promociones, a los clientes que contraten con el DNI electrónico.

Con un incentivo comercial atractivo, no me cabe la menor duda de que muchos usuarios se armarían de valor para superar las 7 barreras de los 110 m DNI electrónico. Este es el camino que debe seguir el sector privado.

Acerca de rdeblas

CEO de isigma
Esta entrada fue publicada en DNI electrónico, Usos de la firma electrónica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.